Programa de acogida de niños saharauis

¿Por qué?

En los territorios de los Campamentos de Refugiados Saharauis, la población se enfrenta diariamente a la supervivencia en uno de los lugares más inhóspitos del mundo, bajo condiciones que hacen difícil la estancia en este lugar, como parte de proyectos que mejoren la calidad de vida de la población saharaui en este caso específicamente de la población infantil, es el programa anual “Vacaciones en Paz”, el cual es un programa que nació con el exilio y en los últimos años se ha desarrollado con gran éxito.

Los niños y niñas saharauis soportan en los Campamentos de Refugiados de Tindouf, en la zona más inhóspita y dura del desierto del Sahara, más de 50ºC de calor durante el verano, las mayores tormentas de arena y un ambiente pre-bélico insostenible; imposibilitando las actividades  cotidianas de la población y sobre todo de los niños, hasta tal punto, que no pueden salir de las “jaimas” a jugar durante el día.

Manifestaciones ACAPS

El Programa “Vacaciones en Paz” es un proyecto de acogida temporal de menores saharauis que se viene desarrollando con mayor difusión  y permite que, durante los meses de Julio y Agosto, niños y niñas de 8 a 12 años salgan de los Campamentos de Refugiados saharauis de Tinduf y viajen a España y otros países,  acogidos por familias y campamentos de verano.

Este programa se lleva a cabo por las Asociaciones de Amistad del Pueblo Saharaui de cada provincia española y algunos otros países en colaboración y coordinación  con CEAS (Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara) y las Delegaciones del Frente Polisario en las distintas Comunidades Autónomas, con los siguientes objetivos:

  • Evitar a estos niños y niñas saharauis las altas temperaturas del desierto y las tormentas de arena que tanto daño les hacen, sobre todo en ojos, garganta y oídos.
  • Hacerles revisiones médicas que detecten y corrijan problemas de salud en los órganos mencionados ya que vienen vacunados y no suelen presentar otras patologías, en caso de ser necesarias, se han realizado intervenciones quirúrgicas en niños que así lo requieran.
  • Suplir las carencias nutricionales necesarias para que, a su vuelta, sus familias biológicas consigan sacarles adelante.
  • Mantener y estrechar los lazos culturales entre ambos pueblos.
  • Establecer y consolidar relaciones de amistad y cooperación entre las familias que les permita sobrevivir.
  • Crear conciencia de la situación del pueblo saharaui.